lunes, 3 de mayo de 2010

Soñar no cuesta nada…

Si a ja…… que triste pero que triste que solo así podamos hacer nuestro “sueño” realidad

dante-2