Cosas interesantes de Halloween


Cosas de los idiomas. La noche anterior al All-Hallows’-Day—Día de Todos los Santos, en inglés— se conocía con el nombre de All-Hallows’-Evening —la Noche de Todos los Santos, en inglés. Los angloparlantes, que siempre han sido muy de contraer las palabras, hacia el siglo XVI empezaron a referirse a la Noche de Todos los Santos como All-Hallows’-Even. En Escocia, donde pronuncian el inglés como les da la gana, All-Hallows’-Even se convirtió en la palabra Halloween. Fueron los irlandeses y escoceses que emigraron a Estados Unidos durante la segunda mitad del siglo XIX quienes implantaron la palabra y las costumbres actuales. En ese círculo de emigrantes sobrevivían también ciertas tradiciones célticas del Samhain que asimilaron al All-Hallows’-Evening.


¿Qué era el «Samhain»?

En la cultura céltica, la festividad de Samhain se celebraba la noche del 31 de octubre y pretendía festejar el fin de la temporada de cosechas y la llegada de la «estación oscura» del año. Los celtas creían que esa noche se abrían ligeramente las puertas del Más Allá y se liberaban almas y seres maléficos. Para evitar que les hicieran algo malo, los celtas se disfrazaban con horrendas máscaras que ahuyentaban a los malos espíritus e incluso en algunos lugares se encendían hogueras a modo de ritual purificador (Beltane). El Samhain también celebraba la llegada del año nuevo celta, aunque en otras culturas también se da por comenzado el año nuevo a finales de octubre y principios de noviembre.






El Diwali de la India

Diwali significa «festival de las luces» y viene a ser el equivalente en la India del Samhain celta, lo que permite vislumbrar el nexo de lo indoeuropeo en lugares tan distantes como Irlanda e India. Esta celebración no tiene una fecha concreta, como el Samhain, pues oscila entre el 21 de octubre y el 18 de noviembre, pero el Diwali también conlleva la entrada del nuevo año indio. Se llama «festival de las luces» porque todo el mundo enciende candiles y velas durante toda la noche. En muchos lugares también se lanzan lamparillas encendidas a los ríos sagrados.











¿Truco o trato?

En los países anglosajones y cada vez más en otros países, los niños practican el trick-or-treating; se disfrazan de seres monstruosos y van de casa en casa preguntando amenazadoramente: «¿trick or treat?». Por lo general, quienes les abren la puerta les dan algunos caramelos para que se vayan a otra casa. A través de las películas nos ha llegado que la traducción en castellano de «¿trick or treat?» es «¿truco o trato?», pero no es la adecuada. La manera adecuada de traducirlo sería «¿jugarreta o chuchería?», incluso una amiga traductora defiende que la mejor traducción podría ser «¿chuchería o perrería?» porque presenta un cierto juego sonoro, como en inglés





Apple bobbing y películas de terror

El apple bobbing es un juego típico de Halloween que en Escocia se conoce como dooking. Consiste en llenar un barril de agua y colocar varias manzanas que los participantes deben coger con los dientes. Otra de las actividades más comunes es reunirse para ver varias películas de terror durante toda la noche.








Halloween es en realidad una tradición europea 

El resultado de la fusión de diferentes tradiciones paganas de celebración del final de la cosecha, y que se pueden rastrear hasta la festividad de la diosa Pomona que tenía lugar ya en la antigua Roma.


El Halloween es irlandés

Créanlo o no, en realidad los estadounidenses también importaron esta celebración. En realidad el Samhain y la versión más moderna del Halloween vienen de Irlanda y los inmigrantes irlandeses la trajeron a América.

Una vez instalados comenzaron a prosperar, si bien tuvieron que romperse el trasero para lograrlo debido a que eran el sector más pobre y marginado por haber salido de un país tan jodido. Con la prosperidad de los irlandeses vino la prosperidad de sus tradiciones y la versión moderna del Samhain comenzó a tener relevancia entre la sociedad norteamericana que poco a poco fusionó la celebración con el All-Hallows-Evening cristiano. Como todos sabemos, los irlandeses son los putos amos de la borrachera, lo que explicaría por qué comenzaron a pronunciar All Hallows Evening como All Hallows Eve, luego como Hallowe’en y finalmente Halloween.





Los disfraces de Halloween 

A diferencia de la tradición mexicana del 1 y 2 de noviembre que celebra el regreso gozoso de nuestros seres queridos, el Halloween se basa en el miedo, los muertos vivientes, la magia negra y los monstruos míticos. 
Los "personajes" que se suelen asociar al Halloween incluyen a los fantasmas, las brujas, los gatos negros, los trasgos, los banshees, los zombis y los demonios, así como ciertas figuras literarias como Drácula y el monstruo de Frankenstein.






¿Qué se celebra en Halloween? 

Tradicionalmente el festival era el momento en el que los antiguos celtas paganos almacenaban provisiones y sacrificaban ganado para prepararse para el invierno. Los celtas creían que en la noche de Samhain (Halloween), los espíritus de los muertos volvían a visitar el mundo de los mortales, así que encendían grandes hogueras para ahuyentar a los malos espíritus. 

La única forma de que no se les llevarán consigo era pareciéndose a ellos, por los que se ponían máscaras y trajes que daban miedo. Los inmigrantes irlandeses llevaron consigo versiones de esta tradición a Norteamérica, donde se hizo muy popular. 

En Irlanda Halloween es muy popular y mucha gente se disfraza con trajes de miedo, los niños van de casa en casa pidiendo golosinas para asustar al que no se las dé, y se colocan linternas de calabaza en casi todas las casas. Y dentro de las tradiciones culinarias de la celebración no puede faltar el Barm Brack. 

Es un dulce típico: el Barm Brack es un bizcocho que esconde un anillo y un penique dentro: “te casarás este año si encuentras el anillo y tendrás fortuna si encuentras el penique”. También son muy populares las hogueras en la noche de Halloween, pues se supone que ahuyentan a los espíritus malignos.





Se dice que los gatos negros traen mala suerte porque son esbirros de las brujas.



En Inglaterra, en cambio, los que traen mala suerte son los gatos blancos.





La leyenda de Jack O’lantern

Jack “El tacaño” era un granjero que engañaba a sus vecinos. Por esta conducta, obtuvo muchos enemigos, y una reputación de ser un hombre lleno de maldad. Tanta como para rivalizar con Satanás. 
Esto llegó a oídos del diablo, quien fue a comprobar si esto era cierto. Disfrazado como un hombre corriente fue al pueblo y bebió con Jack por horas, revelando su identidad al comprobar que realmente era malvado. Le dijo que venía a llevárselo por sus pecados, y Jack pidió otra ronda de bebidas como última voluntad. El deseo fue concedido, solo que cuando había que pagar ninguno tenía dinero, así queJack retó a Satanás a convertirse en una moneda para poder abonar. 

Así lo hizo, pero en lugar de pagar, Jack metió la moneda en su bolsillo, junto a un crucifijo de plata. El diablo ordenó que lo sacara, pero Jack le dijo que solo lo haría si prometía no molestarlo por un año. Al paso de ese tiempo, el Diablo regresó, pero Jack pidió su último deseo, que Satanás cogiera una manzana situada en lo alto de un árbol. Lucifer accedió, pero cuando estaba haciéndolo, Jack talló en el tronco una cruz para encerrarlo, y pidió que no lo moleste en diez años. 

Tras morir (antes de que se cumplan esos 10 años) Jack se preparaba para ir al cielo, pero lo frenaron en la puerta. San Pedro lo envió al infierno. Pero allí tampoco fue admitido, porque habían hecho un trato por mas tiempo. Así fue como se condenó a vagar eternamente entre el bien y el mal, golpeando las casas para proponer “Truco o Trato“.


Unas infografias muy interesantes
 (click con el botón derecho -> "Ver Imagen" )