Necaxa y Atlas empatan a 4 en la presentación de los Rayos con su afición

Aguascalientes, Ags., 11 de julio.- Los Rayos y los Zorros igualaron a 4 tantos, en un partido clásico de pretemporada donde se notan aún duros los jugadores de ambas escuadras y sobre todo falta coordinación entre las líneas, brindaron un partido un tanto atractivo más que nada por los goles en donde los cerca de 7 mil aficionados que se dieron cita al inmueble de la colonia Héroes, el Estadio Victoria no se aburrieron.

Por los Rayos anotó en dos ocasiones Víctor Lojero quien se le notó un poco retrasado en la punta y de penal marcó a los 18 minutos luego de que Jesús Isijara recibió un jalón de Christián Sánchez en el corazón del área cuando esperaba bajar un centró de Marvín de la Cruz.

El central Francisco Chacón no dudó en señalar la falta y el mejor jugador de los Rayos no perdonó y engañó al arquero chileno de los Zorros enviando la de gajos hacia la derecha para poner arriba a los de casa.

Lojero anotó dos tantosA los 29 minutos llegó la respuesta por parte de los visitantes y Alonso Sandoval dejó atrás la marca de Lacerda para hacerle un lado el balón a Navarrete y cuando parecía que se quedaba sin ángulo envío el balón por encima de la humanidad del arquero necaxista para igualar los cartones.

Tres minutos despúes Marvín de la Cruz tomó un rebote adelante de la media cancha ya en territorio atlista y desde ahí sin pensarlo le pegó de bolea con la pierna izquierda de manera tendida hacia el marco rojinegro y con tan buena puntería que tomó fuera de su marco al arquero que por las circunstancias estaba adelante del manchón de penalty, para clarearlo, un auténtico golazo del lateral izquierdo de los Rayos.

A los 37 minutos Lojero se hizo presente de nueva cuenta en el marcador y tomó un balón que le sirvió entrando al área el Shaggy Martínez y dejó atrás a la zaga y todavía brincó con todo y esférico al arquero Pinto para casi entrar con el balón a la puerta enemiga y así decretar el 3 a 1.

Cuando parecía que así terminaría la primera mitad, el andino Héctor Mancilla recortó distancia al anotar de penalty el 2 goles a 3 venciendo a Navarrete con un tiro hacia la derecha del arquero que se lanzó hacia el lado contrrio a los 42 minutos.

Para la segunda mitad se realizaron varios cambios lo que provocó que el partido se cayera en su ritmo durante más de 20 minutos, no obstante al 65 nuevamente Mancilla se hizo presente en el marcador para emparejar el juego otra vez por la vía del penal, y esta vez le tocó el balón a la izquierda de Navarrete para el 3 a 3.

juego cayó en una serie de imprecisiones por ambas escuadras cuyos timoneles siguieron con los cambios lo que provocó incluso algunos enfrentamientos verbales entre necaxistas y rojiblancos.

A los 79 minutos nuevamente se movieron las redes luego de que Ezequiel "Sheila" Orozco marcó el que parecía el gol del triunfo al recibir un pase largo que le envío Marvín de la Cruz y que definió de media vuelta cruzando a Miguel Pinto con un fogonazo de derecha que sólo atinó a estirar la pierna sin resultados para su causa.

Otra vez se dieron varios choques ríspidos sobre todo de Luis Pérez que envío de fea manera al ecuatoriano Bolaños a la banca de Necaxa por lo que fue amonestado pero tres minutos después vino el desquite y le dieron un caballo que lo sembró en el cesped.

Cuando parecía que acaban así las cosas, llegó el gol del empate por parte de Ricardo Bocanegra que metió la pierna y el balón a primer poste que tenía descubierto el guardavallas local ante un centro de Amaury Ponce para así signar el empate.

Quizás el público local quería el triunfo sin embargo los errores sobre todo a la defensiva les costaron no poder quedarse con él, aunque el equipo en general mostró buenas cosas, sobre todo el insistir en buscar la puerta contraria situación que es algo poco común en el conjunto rojiblanco y las ganas que mostraron varios de sus jugadores sobre todo Marvín de la Cruz, y Lojero con gran disposición, aunque también se nota que falta más entendimiento entre Lacerda y Cervantes, en la zaga central, pero en general dejaron un buen sabor de boca.