El Funeral del cardiologo

image Un Cardiólogo muy conocido falleció. Su funeral fue muy pomposo y fue despedido por muchos de sus colegas.

Durante el entierro, un enorme “corazón” rodeado de coronas de flores se veía debajo del ataud.
Luego de las últimas palabras del sacerdote, el “corazón” se abrió y el ataud entró automáticamente a través del enorme”corazón”, emocionando a todos los presentes.

El “corazón” entonces se cerró, llevando en su interior al famoso médico para siempre.
Entre los presentes, explotó una carcajada, causando sorpresa e indignación.
Cuestionado de porque se reía, el hombre explicó: Discúlpenme, por favor, discúlpenme…
Es que estaba pensando como sería mi propio funeral..¡SOY GINECOLOGO!

En ese momento, EL PROCTOLOGO se desmayó.

dante-2