Drifteando sin preocuparse

Ya he hablado otras veces sobre el arte del drifting, y es que una cosa es verlo desde fuera y cómodamente sentado y otra distinta, vivirlo como copiloto invitado. ¡Por Alá que no estoy preocupado!

dante-2