La muerte del Necaxa

Por Gerardo Velázquez de León.

En agosto del 2003 jugaron su primer partido en el Estadio Victoria de Aguascalientes. En aquel momento, un proyecto novedoso apoyado por el gobierno estatal y por Televisa para renacer a un equipo, que pese a ser muy ganador a finales de los 90, nunca tuvo identidad con los aficionados hidrocálidos como no lo tuvo por años con los capitalinos. Es un equipo predestinado a desaparecer porque parece no importarle a nadie. Cuando estuvo en la Liga de Ascenso nunca fue apoyado en Aguascalientes pese a pasar durante toda su estancia en la división sin perder un partido en casa. De vuelta en la Primera División sentenció su regreso a la División de Ascenso cuando decidieron hacer cambios en la dirección técnica y dejar 15 partidos a un comentarista que cree ser entrenador de futbol. Aguascalientes ya no está en los planes de Necaxa para jugar la Liga de Ascenso el próximo año.

El Patronato de Fomento de Futbol de esta ciudad, presidido por Juan Bernardo Manrique y que además tiene como presidente honorario al ex gobernador Luis Armando Reynoso Femat, quieren revivir a los Gallos de Aguascalientes, que si bien sólo tiene un título de la otrora llamada Primera A, es el verdadero equipo de la región. La imposición de la mudanza de Necaxa impulsada por el propio Reynoso no funcionó y Televisa busca sede para los Rayos y negocia con la ciudad de Cuernavaca.

Deportivamente el Necaxa se destrozó solo en estas dos temporadas de la Primera División y no piensan volver a una ciudad donde según ellos, no han tenido apoyo. Si Necaxa va a Cuernavaca, Pumas Morelos se irá a Naucalpan. La franquicia que llegaría a Aguascalientes sería la de La Piedad o algún otro equipo que no esté posicionado en su actual plaza como Durango o, aprovechar la desafiliación de Hermosillo y convertirse en franquicia de expansión. Así como quieren en Veracruz a como de lugar un equipo de Primera División, en Aguascalientes quieren a sus Gallos de regreso. Será un verano muy movido para las empresas de mudanza.

Fuente: Milenio

dante-2_thumb_thumb