Sony desata su furia contra la “scene” por el hackeo de la PS3 (o como pegarse un tiro en un pie)

 Cuando el pasado día 3 leí el artículo de Carlos contando que GeoHot, junto a otras personas asociadas al grupo de hackers fail0verflow, habían conseguido finalmente destripar la hasta entonces casi inexpugnable seguridad de la PlayStation 3 lo primero que me vino a la cabeza fue: ¿qué hará Sony? Pues ya lo sabemos, meter la pata hasta el fondo en mi opinión.
Resulta que para frenar a la scene y sus logros con la PlayStation 3 (gracias a los que se puede ejecutar cualquier aplicación en la videoconsola) a la gente de Sony no se le ha ocurrido mejor cosa que demandar a GeoHot y varias personas más relacionadas con fail0verflow.
Concretamente solicitaron una orden de restricción temporal inmediata con la que frenar la distribución de programas, herramientas e instrucciones que sirvan para saltarse las medidas de protección de la videoconsola, que se les confisquen los equipos a los demandados que puedan albergar el material descrito anteriormente y rematando la jugada acusan a GeoHot de estar lucrándose a través de sus supuestas conductas ilegales.
En estos momentos tanto la web de GeoHot como la de fail0verflow se encuentran inoperativas y el primero ha comentado ya que (atentos a la patada voladora):
Esperaría que una empresa que se enorgullece de su propiedad intelectual tuviera un buen conocimiento de la ley, por lo que la acción me decepciona. He hablado con un consejero legal y me siento lo suficientemente cómodo como para creer que la acción de Sony en mi contra no tiene fundamentos.
Dicho lo cual personalmente tengo muy clara mi conclusión como ya adelantaba más arriba: Sony acaba de meter las patas en el fango hasta el fondo. Otra vez.
De primeras tenemos que aunque Sony logre su objetivo de eliminar definitivamente el material útil para poder ejecutar cualquier programa en la PS3 de las webs de fail0verflow y GeoHot y de los equipos solicitados, el mismo no solamente no desaparecerá sino que además en algún momento se replicará a la velocidad del rayo por todo Internet (hay que ser muy ingenuo para pensar que el software solamente está en manos de GeHot y el resto de demandados). De segundas la compañía no lo va a tener nada fácil en los tribunales ya que en otros casos similares la justicia ha considerado legítimas prácticas como las que nos ocupan. Veremos lo que dice el juez esta vez.
Así que con todo esto lo único que está consiguiendo Sony es dar una mala imagen ante millones de personas ya que, aunque es comprensible que el hackeo les duela, existen formas mucho más eficaces y menos burdas de gestionar casos como este. Finalmente lo peor y más triste en mi opinión es que la compañía japonesa no aprende y cada poco ensucia su nombre y sus lanzamientos con este tipo de absurdas e ineficaces acciones.
dante-2