MORTAL KOMBAT: THE HISTORY... Cap I

:::Capítulo I: De Sub-Zero y el Medallón de Shinnok:::
image _"...miles de años atrás, la Tierra fue devastada por una batalla entre los Dioses. Shinnok, uno de los Dioses Mayores, cayó en las garras de la codicia, y ansiaba por cualquier medio el poder del reino de la Tierra. Pero para eso, él debía burlar las defensas del joven protector del reino y Dios del Trueno, Lord Raiden. Con la ayuda de un extraño pero poderosísimo amuleto, conocido como Medallón de los Elementos, pudo desplazarse libremente a través de los reinos, y llegar a la Tierra, sin ser detectado por Raiden. Cuando el mismo Dios del Trueno y los demás Dioses Mayores dieron cuenta de ello, una guerra de proporciones titánicas tuvo lugar en la Tierra, sumiéndola en un período de tinieblas y oscuridad casi sempiterna. Finalmente, Shinnok y su ejército fueron derrotados luego de décadas de batallas, pues éste no alcanzó a conseguir el inmenso poder oculto en el reino. El traidor fue desterrado al Netherrealm, y su misterioso amuleto oculto por Raiden en lo más profundo del Templo del Fuego, custodiado por los cuatro Dioses Elementales de la Tierra: Viento, Roca, Agua y Fuego. Y todo volvió a la normalidad, por un tiempo...
En el año 1990 de la Tierra, mucho tiempo después de la finalización de la guerra, un denizen hechicero de proveniencia desconocida y gran poder en las artes oscuras, Quan Chi, viajó al reino de la Tierra desde el Netherrealm, para comenzar un plan que aseguraría la liberación de su ahora nuevo aliado...el Elder God Caído, Shinnok. Éste había sido liberado de los tormentos de Lucifer por Quan Chi, y juntos iniciaron una guerra contra el soberano del Netherrealm, que ganaron. Shinnok se consagró nuevo soberano del Netherrealm, y compensó a Chi con el título de archihechicero del reino...

image
El brujo se encaminó a los cuarteles generales del Lin Kuei, en Asia, China para ser más exactos, y tuvo una pequeña charla con el GrandMaster del clan. Éste  llamó a Sub-Zero, su mejor guerrero, y le ordenó ir en una misión para recuperar cierto mapa en un templo shaolin, a cambio de una gran suma de dinero. Pero lo que los Lin Kuei no sabían, era que el hechicero luego viajó a Japón, y contactó al clan Shirai Ryu, rivales directos de los Lin Kuei. Scorpion era el nombre de quien se encargaría de recuperar el mapa. Así que ambos, Lin Kuei y Shirai Ryu, se dirijieron a ése templo Shaolin en las Montañas Himalayas de China. Ambos lucharon contra los shaolins y alcanzaron avanzar...pero para desgracia de Scorpion, pero más tarde de Sub-Zero, ambos se encontraron al mismo tiempo en la localización del mapa. Y luego de una encarnizada lucha, Sub-Zero venció a Scorpion, con un golpe de suerte por un descuido de su oponente; lo asesinó a sangre fría, y luego de tomar el mapa, volvió al Lin Kuei.

Quan Chi se mostró complacido. Y le encargó a Sub-Zero terminar lo que había empezado. El mapa que había robado era en realidad el Mapa de los Elementos, que contenía secretos y códigos de los cuatro elementos terrestres, prerequisitos para llegar al Medallón de los Elementos, verdadero objetivo de Quan Chi. El GrandMaster de Sub-Zero ordenó a éste completar la tarea, y así lo hizo...; primero, iría de nuevo a las Montañas Himalaya. En lo más alto de ella, se encontraba el Reino del Viento, aún así en un diferente plano de existencia que el nuestro. En éste lugar también se encontraba la Casa del Viento, habitada por su respectivo Dios, que conocemos por el nombre de Fujin. Éste poderoso ser enfrenta a Sub-Zero, pero lo subestima por ser un mortal, y es vencido por él. Inmediatamente después de ésto, Sub-Zero es transportado al Reino de Roca...Éste lugar, lleno de trampas y dificultades, hace casi imposible para cualquiera, incluyendo a Sub-Zero, seguir adelante. Pero el Lin Kuei demuestra su fortaleza y poder de nuevo, avanzando hasta la guarida del gigantesco golem, el Dios de la Roca que habita en el lugar, y derrotándolo a él también, aprovechando que su gran tamaño le daba gran fuerza, pero poca movilidad y mucha torpeza. Pero lo peor aún aguardaba...aunque no en el Reino del Agua...


image image image image

Aún así era un horrible lugar. Totalmente formado por agua, incluso los sistemas de avance, innumerables trampas e imposibles acertijos. Pero el mayor reto de Sub-image Zero en éste reino era el horrible continuo terror a perder el control y ahogarse, pues muchas fuerzas había empleado y para llegar ahí...;resguardando la salida del Reino de Agua, se encuantra el místico y poderoso Dios del Agua. Éste ser de musculosa forma humanoide y de grandes habilidades de lucha enfrenta a Sub-Zero, pero cae ante éste y su terrible habilidad congeladora, que le favorece en el kombate...pero pronto Sub-Zero hubiera deseado haber dejado la tarea allí...pues la siguiente y última prueba, era el infernal Reino del Fuego.
Un ambiente en extremo calorífico, que siega y confunde a Sub-Zero, haciendo más difícil su avance por las trampas y las implacables flamas y acertijos, lo hace la peor de las pruebas elementales, de un aspecto casi demoníaco...pero luego de vagar por muchos caminos, finalmente puede encontrar y encarar al más poderoso de los 4: El Dios del Fuego. La forma humana de éste Dios es la de una especie de samurai formado completamente de llamas, y sus habilidades de kombate son extremadamente fuertes. Sub-Zero pensó que iba a perder éste último reto varias veces durante el kombate, pero demostrando su valía y poder, logró mostrar que su estilo de lucha era superior, y sus poderes, si bien el fuego llevaba la ventaja sobre el hielo, eran igual de fuertes. Luego de que la brutal lucha terminara, Sub-Zero emergió vencedor. Casi inmediatamente, el amuleto apareció, y antes de que el Lin Kuei pudiera tomarlo, Quan Chi hizo sorpresiva aparición. Burlándose de Sub-Zero y revelándole que todo fue un engaño para que hiciera su deseo, "agredeciéndole" tomó el Medallón y desapareció...


image  El Protector del Reino de la Tierra, Lord Raiden, observó ésto desde los Cielos. Furioso con Quan Chi y con la misma sed de poder de Sub-Zero, se transportó donde Sub-Zero, y le reveló la magnitud de las consecuencias que serían liberadas si sus acciones no eran enmendadas. Así que el Dios del Trueno abrió un portal, y le dijo a Sub-Zero que debía cruzarlo, que lo llevaría al Netherrealm, ahora hogar de Shinnok. Debía seguir el rastro de Quan Chi, y avanzar hasta llegar a su guarida, para recuperar el Medallón. Y así lo hizo, al cruzar por el portal se encontró con un reino de pesadilla, en donde la tortura, el dolor y la angustia se hacen presentes a cada momento. El Lin Kuei no podía creer que estaba en el infierno...pero armándose de valor avanzó, cruzó el terror de la Prisión de las Almas, atravesó el Puente de la Inmortalidad...y llegó a las mismas puertas de la Fortaleza de Quan Chi. Aquí aguardan varios enemigos, y se cree que la Hermandad de las Sombras, una organización demoníaca que adora al Dios Caído Shinnok, opera en las mazmorras del lugar. Pero para llegar al salón del trono de Quan Chi, a quien debe destruir, antes debe enfrentarse a las tres asesinas personales del hechicero: Kia, Jataaka y Sareena. Cada una de ellas posee un cristal que, junto con los otros dos, abre el camino a Quan Chi. Armadas con un boomerang de metal, una espada y un par de garfios respectivamente, Sub-Zero debe enfrentarlas una por una para obtener las tres partes del cristal. Tras vencer a las primeras 2, que se desvanecen cuando ésto sucede, y al tener ya dos partes del cristal, Sub-Zero enfrenta a la mas peligrosa de las tres, Sareena, a quien decide no matar, con tal de que le de el cristal...y la lucha final se acerca...

image
Quan Chi esperaba en su trono. Estaba sorprendido por las increíbles artes y habilidades del Lin Kuei. Al verlo frente suyo, le ofrece trabajar para él. Pero Sub-Zero  tiene muy claro que debe hacer. Rechaza la oferta del hechicero, y acto seguido, la gran batalla comienza...hechicero contra Lin Kuei. Pero Sub-Zero no había tenido descanso de las grandes y difíciles batallas que tuvo a lo largo de su camino. Peleó bien, pero Quan Chi estaba a punto de dar el golpe final, cuando un garfio se clavó en su brazo izquierdo, haciéndolo retroceder. Era Sareena. Ella ayudó a Sub-Zero a levantarse, y unieron fuerzas. Esta vez Chi estaba en desventaja, y con unos cuantos ataques combinados, el brujo fue vencido...
image Pero inmediatamente de ésto, se escuchó un estruendo en el cielo, y un rayo escarlata cayó y golpeó a Sareena. Shinnok había llegado, y para empeorar la reciente caída de su aliada a Sub-Zero, tenía el Medallón de los Elementos en su cuello. Sub-Zero, exhausto, decide por tomar la última alternativa. Aprovechando que Raiden le había revelado que Shinnok subestimaba a los humanos mortales, pensó que sus poderes de congelación serían una sorpresa para el Dios Caído. Así que, invocando todo el poder Kori que corría por sus venas, lo canalizó en un último gran ataque que lanzó a un absorto Shinnok. La fuerza del impacto hizo que se viera despedido en el aire y el Medallón escapara de su cuello, al alcance de Sub-Zero para tomarlo. Pero Shinnok, furioso, mostró que ser ahora parte del Netherrealm tenía sus ventajas. Se transformó en una diabólica bestia, que casi doblaba a Sub-Zero en altura. No teniendo mas fuerzas para luchar, y al ver una salida semi-oculta del lugar, el Lin Kuei escapó por ésta, sólo para salir y encontrarse con Raiden...

image
El Dios del Trueno estaba más que complacido, cuando un victorioso Sub-Zero le entregó el Amuleto. Lord Raiden le dió las gracias al Lin Kuei por sus esfuerzos y su determinación a corregir los errores que había cometido. Acto seguido, mientras Sub-Zero regresaba, Raiden escondió de nuevo el amuleto en el Templo de Fuego, pero los Dioses Elementales fueron castigados por su fracaso, y el Medallón estaría protegido ahora por los poderes de los Elder Gods mismos. Pero había algo que ni los Elder Gods, ni Raiden ni Sub-Zero, ni siquiera el mismo Shinnok sabían. Cuando Quan Chi tomó el amuleto antes que Sub-Zero en el Templo de Fuego, no fue directo a entregárselo a Shinnok. Estando ya en el Netherrealm, usó su hechicería para hacer una réplica del amuleto, igual en apariencia, pero sin poder alguno. El original, lo conservó él mismo. Acto que daría lugar a varios acontecimientos, y que desencadenaría otros, mucho tiempo después...

image Finalmente, Sub-Zero regresó triunfante de su misión a los cuarteles generales del Lin Kuei. Al reportarse a su GrandMaster, éste le felicitó, pero Sub-Zero notó algo más en la sala de su sifu. Un anciano de aspecto en extremo viejo estaba parado en una esquina. Su maestro lo introdujo a Sub-Zero, y el anciano se dió a conocer como Shang Tsung. Al preguntar a qué venía, el anciano le respondió que deseaba invitarlo a un pequeño torneo que se llevaba a cabo en su isla. El Mortal Kombat...

Fuente:http://www.mortal-kombat.org

 

 

dante-2