INVICTUS



Texto de "The Mosnter"
El torneo regular terminó. Nos enfrentamos durante dos torneos a equipos que nunca imaginamos que podríamos enfrentar y que tal vez ni siquiera sabíamos de su existencia.
Hemos aprendido mucho de nosotros mismos durante el último año. Aprendimos lo que se sufre por estar en el infierno de la división inferior, aprendimos a respetar a rivales que el papel dice que son muy inferiores, aprendimos que para ser un hincha del Necaxa, hay que sentir el rojo y el blanco vibrando en la sangre...
Los números del club en este tiempo han sido ya expuestos, solo queda decirle a los jugadores, al entrenador, al presidente del club y sobretodo a la afición de rayos: Muchas Gracias!
Gracias por partirse la madre, por romperse la cara, por tener el coraje, el valor, el orgullo, la ambición y la entrega para aceptar el reto y estar ahí con la emoción y el sentimiento a flor de piel en cada juego disputado.

Sin embargo, no es suficiente... El reto aun no ha sido superado y la meta está aun a la distancia. Estamos por entrar todos en la etapa más ruda y cruel de la contienda, donde la ambición es mucha y los errores son más que fatales. Olvidemos el desempeño del torneo regular, olvidemos que fuimos la mejor ofensiva y la mejor defensiva, olvidemos incluso que en casi un año solo hemos perdido 4 juegos... la soberbia y la falta de humildad son costos muy altos que no nos podemos permitir en este momento.

Hay muchos que dicen que son mejores y que ya merecen ganar y subir, pero hay algo que a todos esos aficionados verdes, rojos, naranjas o azules se les olvida: esto no es de merecimientos, esto se gana o se gana y para subir primero hay romperle la madre al campeón y después matarlo en su casa y por si no lo tienen claro aún ese campeón se llama NECAXA y va a pelear a muerte en cada partido.

Rojiblancos es hora de enfrentar lo inevitable al lado de tus fieles, es hora de demostrar que estamos dispuestos a pelear con todo y contra todo con tal de obtener la victoria suprema. Es hora de que el Necaxa salga a pelear por su vida. Es hora de que estemos ahí, con alma, vida y sangre para alentar a los rayos.

El destino está en tus manos Necaxa y pase lo que pase, nunca te dejaremos solo.

Que viva el campeón, larga vida al Invictus Necaxa!!!